WhatsApp Image 2018-06-04 at 17.15.11

Ética en ICMA

La Asociación Internacional de Administración de Ciudades y Condados (ICMA, por sus siglas en inglés) tiene como misión la excelencia de la gobernabilidad local en todo el mundo. Para alcanzarla se cuenta con diversos programas de cooperación que se abocan a mejorar el componente técnico y administrativo que lleve a una mejor democracia en todo el mundo. La propuesta de ICMA es integral, ya que incluye desde las técnicas administrativas hasta la conducta irreprobable que debe tener todo funcionario público. Por ello, la ética es para ICMA un valor fundamental en la construcción de gobiernos de excelencia, democráticos y orientados a resultados.

La Asociación cuenta con una estructura que dirige a sus agremiados en la materia, basándose en el Código de Ética de ICMA, desarrollado en 1924 y  con algunos ajustes desde entonces. El seguimiento a la conducta ética de los agremiados es supervisado por un comité ejecutivo, quienes revisan los asuntos donde nuestros agremiados enfrentan dilemas éticos. El tema se analiza constantemente en el día a día de los gobiernos locales  y de nuestros asociados. Adicional al código citado, se cuenta con una serie de lineamientos que todo miembro debe respetar y asumir a lo largo de su carrera profesional.

Bajo este escenario, si un miembro de la Asociación falta al Código de Ética o a alguno de estos lineamientos, el comité de ICMA comienza un proceso de investigación que, si hay causa, puede llevar a sanciones que van desde la sanción privada hasta a la expulsión de ICMA, pasando por la sanción pública. Por ello una sugerencia  general es que “cuando en duda, no hacerlo”. Porque lo legal no necesariamente es correcto, justo o ético.

Para transparentar este proceso, cada año se publica e informa a toda la comunidad las conductas que han merecido sanción y, cuando es pertinente, los nombres de lo agremiados con sanciones públicas por parte de la Asociación debido a faltas éticas.

A principios del mes pasado, la Junta Ejecutiva de ICMA, máximo órgano para dirimir los conflictos relativos al Código de Ética, resolvió censurar públicamente a tres miembros por conductas que violaron el Código de Ética de ICMA:

  • Patrick Salerno, ex –Gerente de la ciudad de Sunrise en Florida, por violar el tercer lineamiento. Salerno firmó un contrato de empleo con la ciudad de Wichita, en Kansas, en Junio de este año. Para el 7 de julio rescindió el contrato a una semana de presentarse a trabajar, con lo cual deshonró el  Código de Ética de nuestro gremio.
  • Alan Christensen, gerente de la ciudad de Arvin en California; por violar los lineamientos segundo y tercero. Él se declaró no culpable del delito de intento de robo a la ciudad de Hanford CA. Christensen alteró la cotización de gastos del menaje de cambio de casa y presentó para su cobro el documento falsificado a la ciudad para el reembolso ilegitimo.
  • Dale Shaddox, en Eagle Point, Estado de Óregon, por violar el cuarto lineamiento. Sirvió menos de dos años en por lo menos tres ciudades como gerente de ciudad.

Para conocer el Código de Ética y sus lineamientos, de clic aquí Para la versión en inglés clic aquí

En ICMA sostenemos que un elemento para que los gobiernos se consoliden como organizaciones  profesionales requieren que su personal electo, de nombramiento y de base se apegue irrestrictamente a lineamientos éticos.

Para más información acerca de la propuesta ética de ICMA y programas existentes en la materia, visite nuestra página web: www.icma.org/latinoamerica, o envíe un correo a latinoamerica@icma.org, o bien comuníquese al teléfono (33) 3126-5691 en Zapopan, Jalisco, México.