BANCO DE PROYECTOS DE INVERSIÓN (BPI), ESTRUCTURE O DIAGNOSTIQUE SU BPI CON LA METODOLOGÍA DE ICMA-ML

EL PRESENTE ES COMPLEJO Y RETADOR; EL FUTURO PUEDE SER MEJOR

En la actualidad las ciudades, municipios y estados enfrentan escenarios complejos con recursos limitados.
Ante dicho escenario lo mejor es prepararse para estar en condiciones de buscar la eficiencia y la eficacia.
Existen varios mecanismos para afrontar o atender los retos del futuro y que ayudan a una mejor toma de decisiones.

Por ejemplo, en México algunos municipios han creado Institutos Municipales de Planeación (IMPLAN).
Incluso en los estados mexicanos este mecanismo comienza a abrirse paso.

El Instituto de Planeación del Estado de Guanajuato (IPLANEG) es un caso.

En otros países latinoamericanos se crean Consejos ciudadanos especiales para decidir las obras y acciones que trazarán el futuro colectivo.

Un mecanismo similar que opera en México se le denomina Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal (COPLADEM).

Todas estas iniciativas han brindado beneficios, pero igualmente siguen enfrentando retos propios.

BANCO DE PROYECTOS DE INVERSIÓN (BPI); UNA COSA ES CREARLO, OTRA MANTENERLO

Un mecanismo que ha venido posicionándose como una herramienta para reforzar el orden, sentido y viabilidad al futuro es el establecimiento de un Banco de Proyectos de Inversión (BPI) dentro de la estructura operativa de las entidades públicas. Un BPI, cuya adopción entre las entidades públicas mexicanas sigue siendo muy limitada dado que hay pocos casos, facilita la toma decisiones en cuanto a cuáles proyectos deben ejecutarse en el futuro debido al impacto que pudiesen causar. Además, genera certidumbre y certeza técnica para el diseño de los proyectos de inversión que buscan aportar al desarrollo de la ciudad, municipio o estado.

Estructurar o crear un BPI requiere de ciertas acciones y componentes que conlleven a darle fortaleza normativa, certidumbre operativa y generación de proyectos debidamente validados, que se ejecutarán para moldear el futuro.

Los proyectos que alberga un BPI deben cumplir con diversos estándares pues su temática es multidisciplinaria, pudiendo ser desde cualquier tipo de obra pública y hasta programas sociales específicos (equidad de género, atención de niños en violencia, escuela para padres).

Si crear un BPI requiere de recursos, acciones y voluntades que por sí mismo es complicado obtener y sincronizar, el mantenerlo operando es un reto quizá mayor.

La razón de ello se basa en diversas razones, siendo muy importantes las siguientes; a) cambiar la cultura laboral sobre cómo diseñar y elaborar proyectos bajo mismos estándares requiere de tiempo y constancia, b) la voluntad de autoridades y directores cambia con las coyunturas por lo que es difícil mantener su interés en la operación del BPI y c) si la consolidación del BPI no es paralela en todos sus componentes, se corre el riesgo que su operación no genere resultados esperados y causa desilusión en los usuarios.

BPI; EN MÉXICO ES UNA OBLIGACIÓN LEGAL PARA CIERTOS MUNICIPIOS

Para el caso mexicano es preciso señalar que desde 2008 se publicaron en el Diario Oficial de la Federación (DOF) los Lineamientos para el Registro en la Cartera de Programas y Proyectos de Inversión (LRCPPI), misma que opera la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y que en diciembre de 2013 los mismos fueron actualizados.

Los lineamientos se derivan de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH), artículos 34, 44, 46 y 53, y son aplicables tanto a las entidades de la Administración Pública Federal (APF) como a las entidades públicas de los órdenes de gobierno estatal y municipal, quienes pueden acceder a recursos federales para financiar y ejecutar total o parcialmente programas y proyectos.

El registro de proyectos de inversión en la Cartera de Programas y Proyectos de Inversión de la SHCP implica conocimiento y esfuerzo por parte de los gobiernos municipales.

La mejor herramienta para agrupar y canalizar ambos factores es un BPI. Aún más, los proyectos albergados en un BPI pueden también presentarse a otras fuentes financiadoras como organismos internacionales, fundaciones y entidades privadas, dado que son igualmente exigentes en el armado de proyectos y programas que buscan financiamiento.

Recientemente, la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y de los Municipios de abril de 2016, en sus artículos 13 fracción III y 21, establece que los municipios con más de 200,000 habitantes deben establecer una estructura para evaluar el “análisis socioeconómico, conforme a los requisitos” de los casos (proyectos), así como “integrar y administrar el registro de Proyectos de Inversión”.

ESTRUCTURANDO UN BPI

Para aquellos gobiernos municipales o estatales y demás entidades públicas que desean estructurar un BPI o Diagnosticar el que ya poseen, ICMA-ML les puede ayudar.

Cuando se trata de estructurar un BPI, ICMA-ML aplica una metodología que conlleva a ejecutar las acciones siguientes;
1. Revisión del estatus actual del almacenamiento de los proyectos en el gobierno.
2. Generación coordinada de un modelo de BPI acorde al perfil del gobierno.
3. Capacitación al personal involucrado sobre el modelo del BPI.
4. Reforzamiento o elaboración de reglas básicas para leyes o reglamentos y del Manual de Políticas del BPI.
5. Acompañamiento para el arranque del BPI.
6. Análisis de la operación del BPI en su etapa de arranque.
La consolidación del BPI complementará los esfuerzos de planeación llevados a cabo por el gobierno, pues es evidente que podrá contar con mejor información para ejecutar y/ reforzar la planeación de largo plazo del municipio o territorio.

DIAGNOSTICANDO UN BPI

Cuando se trata de diagnosticar al BPI existente, ICMA-MP aplica su Diagnóstico BPI cuyo objetivo es identificar el nivel de fortalecimiento institucional y operativo del BPI para mejorarlo como herramienta generadora de proyectos con estándares iguales entre las entidades o áreas que conforman un gobierno o una entidad pública.

El Diagnóstico BPI compara al Banco de Proyectos de Inversión (BPI) a diagnosticar con un modelo cualitativo de lo que se espera deba seguir un BPI. El modelo se conforma de ejes centrales denominados Rubros que se desglosan en Variables, estos últimos conformados por Elementos (más de noventa). Los Rubros y el número de Elementos que revisar/evaluar son;

El proceso del Diagnóstico inicia con el envío al coordinador del BPI de la Guía para el Ejercicio de Diagnóstico BPI, en la cual se describe la herramienta, las actividades a realizar para preparar el ejercicio y la información que debe recopilar para presentar durante el citado ejercicio, mismo que consiste en entrevistas. Luego de estas, los especialistas de ICMA-ML elaboran el reporte de diagnóstico en el cual se indica una calificación. Más información en el folleto de Diagnóstico BPI ubicado en la sección final.

BENEFICIOS AL ESTRUCTURAR UN BPI

  • Se tiene un BPI sólido en sus aspectos metodológico, humano, operativo y legal.
  • Para el caso de México se cumple con un mandato legal.
  • Permite dar orden a la priorización de los proyectos.
  • Alinea a los proyectos bajo parámetros específicos de pertinencia.
  • Al albergar los proyectos y hacerlos públicos se refuerza la transparencia pues los ciudadanos pueden conocer y opinar el rumbo de la inversión.
  • Se tienen proyectos listos a ser ejecutados, lo que mejora posibilidades de “bajar” recursos federales tan pronto estén disponibles.
  • Ayuda a visualizar los requerimientos de recursos, dando además orden y certidumbre a la operación y presupuestación.
  • Sirve de fuente de información no sólo al gobierno protagonista sino también a otros así como entidades públicas diversas, a quienes ciertos proyectos pudieran impactarles en sus planes.
  • Se posee un instrumento que es requerido por algunas instancias internacionales para apoyar iniciativas de inversión.

BENEFICIOS AL DIAGNOSTICAR UN BPI

  • Permite ubicar el nivel de fortaleza institucional y operativa del BPI.
  • Mejor cumplimiento al mandato legal sobre poseer un mecanismo para administrar proyectos.
  • Contribuye a dar orden a los esfuerzos por reforzar el BPI.
  • Ayuda a generar proyectos con mayor sustento metodológico.
  • Coadyuva a atraer la atención de autoridades y directivos sobre la importancia del BPI para el gobierno o la entidad pública.
  • Diagnóstico BPI es la primera herramienta de su tipo y reconoce públicamente a gobiernos y entidades públicas que hacen esfuerzos sobresalientes para mantener y fortalecer su respectivo BPI.
  • Genera casos de referencia sobre BPI, de los cuales pueden aprender gobiernos y entidades públicas que están iniciando el proceso de desarrollar y operar un BPI.

¿CÓMO IMPLEMENTAR UN BPI?


ICMA-ML posee la experiencia suficiente para ayudarle a su gobierno a establecer o diagnosticar un BPI de manera que se convierta en un mecanismo viable, confiable e institucionalmente sólido.
ICMA-ML ha apoyado a diversos gobiernos subnacionales (regionales y municipales) a poner en marcha y diagnosticar BPI y otros instrumentos que refuerzan la planeación, dando con todo ello mayor certidumbre al futuro.

La experiencia de ICMA-ML se sustenta en la larga historia de ICMA, quien desde 1914 ha venido ofreciendo asistencia técnica y administrativa, capacitación y recursos de información a sus agremiados y a la comunidad internacional de gobiernos locales.

Para más información sobre estructurar un BPI descargue el folleto aquí

Para más información del Diagnóstico BPI descargue el folleto aquí

Para mayores informes por favor escriba a informes@icmaml.org o comuníquese a los teléfonos +52 (33) 3126-5690 y 91 en Zapopan, Jalisco, México.

Ejemplo